Las Plumas en los Aros; Técnica de Ensartado en Cuentas

Hoy voy a continuar con otras técnicas para adosar plumas en los aros. Especialmente cuando no se desea que  el aro sea tan grande, aunque todo depende de las piezas a utilizar.

Antes de empezar con la técnica en sí, recomiendo siempre usar varias plumas, como mínimo dos; tres es en general lo que yo uso. Todo depende del tamaño de la pluma y de su canuto; cuando este último es muy grueso aconsejo cortarlo según la comodidad para el trabajo y como es obvio de su parte estética.

Bueno, una segunda técnica, consiste en tomar las plumas acomodarlas convenientemente  y ensartarlas en una cuenta  a elección. Por la parte trasera del aro se ensarta también un alfiler- bijou  (con tope). Suele quedar bien ajustadito, pero lo mismo recomiendo asegurar con una gotita de pegamento instantáneo. Si el agujerito de la cuenta fuera demasiado pequeño o simplemente si se desea, este trabajo puede hacerse en un separador o en alguna pieza pequeña con un agujero mayor, para seguir ensartando luego la cuenta principal.

Esta técnica permite hacer aros de variados tamaños y para muy variadas ocasiones. Especialmente aros simples, para todo el día. (Por ejemplo usando una bolita mediana forrada en tela de jean, o una bolita de fieltro) Lo único que hay que tener muy presente es el peso de las piezas a usar y su finalidad. Un aro de fiesta puede ser más pesado pues se usará menos tiempo, pero un aro de uso cotidiano debe ser muy liviano.

También puedo contarte, que en el caso que hoy nos ocupa, las plumas quedan más fijas adosadas a una cuenta, que en el caso de la técnica anterior. Pero si se quiere más movimiento se pueden usar cuentas pequeñas unidas con la técnica del rosario.

Cuentas con plumas

Esta entrada fue publicada en Plumas, Técnicas para el Armado y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *